Me llamo Bel. Entre mis múltiples estudios y formaciones de autoconocimiento, espiritualidad, educación y salud integral, soy profesora de expresión corporal, yoga y acompañante de Vida, y sigo en continua formación. Soy una amante de la Vida y desde muy jovencita empecé a tomar consciencia de ella en todos sus cuerpos. Afortunadamente hoy puedo poner palabras a ello.
Al cumplir diez años, empecé a darme cuenta que el tema de la muerte me fascinaba. Siempre me he sentido muy cómoda hablando y escuchando sobre ella.
Hace unos años la Vida me brindó una experiencia en la que la muerte se me hizo muy presente. Gracias a ello mi concepción de la Vida cambió, y he podido entrever y vivir lo que significa la Humanidad.
Todos conocemos esta palabra y pocos sabemos lo que significa realmente. Todavía no hemos llegado a comprender la grandeza de Ser Humanos, y a ser capaces de vivirla.
Durante mucho tiempo quise asistir a un Mallorca Death Café, y cuando finalmente lo conseguí, la experiencia fue tan nutritiva y maravillosa que me animé a facilitar el Sa Pobla Death Café.
Estoy muy contenta de formar parte de este precioso equipo y participar en la organización del Festival para poder compartir mi aprendizaje y, a la vez, seguir aprendiendo en esta experiencia de Vida porque hablar de la muerte es hablar de la vida.